jueves, 20 de diciembre de 2007

Artículos sobre la UDLA

1) Articulo sobre la UDLA publicado el pasado 14 de Diciembre en The Chronicle of Higher Education titulado: "Dissension Racks Elite Mexican University"

2) Artículo en el periódico "The News" publicado el pasado lunes 17 de Diciembre titulado "Accreditation at Risk"

3) Nota en El Milenio de hoy sobre el dictamen negativo de la SACS en la que se desmiente al boletín oficial de la UDLA:
Contrariamente a lo afirmado por un comunicado oficial emitido la semana pasada por la dirección de comunicación social de la UDLA, en la que se celebraba la reacreditacion ante SACS, el acta oficial de la acreditadora dictamina que la universidad esta en “on probation” por un lapso de un año.

12 comentarios:

Vinz dijo...

jajajajajaja, envidia pendejo, mi relación con Norma es nuestro asunto, no me molesta que lo sepan por que es un cariño puro y verdadero, es lo que siempre habia esperado, ya se quien eres pinche ardido.


Vinz

Nicolas dijo...

Hola de nuevo,

Creo qque sobre el silencio de los decanos el tiempo pondrá acada uno en su sitio. Donde ya no estoy de acuerdo es cuando se quiere demeritar la labor de jefes y profes que siguen contra recortes presupuestales, pendejadas de RRHH, un sistema para llorar etc trabajando e intentando dar un buen servicio a los estudiantes, si no tiene mérito trabajar en una admón corrupta y ofrecer lo mejor posible entonces no debería haber nadie honesto trabajando en el gobierno. Sigo dando mi voto de confianza al Dr. Carrillo.
Por otro lado ahora hasta ataques a relaciones o con endeavor que es de lo poco que realmente funciona bien, palabras del director no mías, y que no va a dejar dinero a la UDLA, es un proyecto de la escuela de negocios que la admón central se ha ido apropiando.

Saludos y les pido templanza y coherencia.

Nicolas

Anónimo dijo...

Nicolas: no le tengas tanta confianza al Dr. Carrillo, es de medio tiempo y sólo se aparece para dar sus clases. Trabaja como de tiempo parcial y gana como de medio tiempo ¿se te hace muy ético? Como buen político se mueve por la dinámica del menor esfuerzo...no creo que haya asesorado a Racannello en lo mas mínimo...sino que te lo diga Delajata su verdadero asesor

Anónimo dijo...

Romero, Maldonado y María López son responsables de haber MENTIDO con respecto a SACS. La mentira tan evidente, de la cual han dado nota la prensa nacional e internacional es suficiente para perder la acreditación. Sí, por mentir la SACS puede expulsar a la UDLA.

Lean con cuidado lo que significa "Integrity", puede ser muy complicado para ustedes entender este concepto, pero hagan un intento, aunque el resto de sus vidas sigan operando SIN INTEGRIDAD.

Integrity, essential to the purpose of higher education, functions as the basic contract defining the relationship between the Commission and each of its member and candidate institutions. It is a relationship in which all parties agree to deal honestly and openly with their constituencies and with one another. Without this commitment, no relationship can exist or be sustained between the Commission and its member and candidate institutions.
Integrity in the accreditation process is best understood in the context of peer review, professional judgment by peers of commonly accepted sound academic practice, and the conscientious application of the Principles of Accreditation as mutually agreed upon standards for accreditation. The Commission=s requirements, policies, processes, procedures, and decisions are predicated on integrity.
The Commission on Colleges expects integrity to govern the operation of institutions and for institutions to make reasonable and responsible decisions consistent with the spirit of integrity in all matters. Therefore, evidence of withholding information, providing inaccurate information to the public, failing to provide timely and accurate information to the Commission, or failing to conduct a candid self-assessment of compliance with the Principles of Accreditation and to submit this assessment to the Commission, and other similar practices will be seen as the lack of a full commitment to integrity. The Commission’s policy statement “Integrity and Accuracy in Institutional Representation” gives examples of the application of the principle of integrity in accreditation activities. The policy is not all-encompassing nor does it address all possible situations. (See Commission policy “Integrity and Accuracy in Institutional Representation.”) Failure of an institution to adhere to the integrity principle may result in a loss of accreditation or candidacy.
1.1 The institution operates with integrity in all matters. (Integrity)

Anónimo dijo...

La crisis continúa y amenaza la existencia de la comunidad.

Estudiantes y exaudlas son grandes perdedores en la crisis de la acreditación, así como el profesorado también lo es. Hay una enorme diferencia entre enseñar en una universidad acreditada y enseñar en una universidad desacreditada. Los profesores de la UDLA han podido tener años sabáticos y veranos en Estados Unidos con el trato de haber enseñado los mismos cursos en una universidad acreditada. Los profesores han podido obtener dinero de varias fuentes para mejorar su enseñanza, ya que la UDLA estaba acreditada.

La crisis de todo esto también va a afectar aquellos programas de beneficio a la universidad que sobran (muchos se han perdido), como los libros que el gobierno de EUA le dona a la biblioteca. Los libros gratis han sido importantes debido al pequeño presupuesto de la biblioteca. Aquellas compañías que ahora pagan por clases de negocios harán comparación de las clases sin acreditación con las clases acreditadas del Tec de Mty. por ejemplo. Los cursos a distancia compiten con las clases en el Tec y en donde sea que se tenga acreditación. Estudiantes que vienen de fuera en los veranos llegan buscando clases acreditadas.

El tiempo para encarar todos estos problemas fue hace dos años. La infraestructura de la universidad ha desaparecido y la falta de personal competente llega en un momento en que la experiencia es más importante que nunca. Pedirle a los profesores y personal que queda que trabajen mucho más, cuando han tenido sus salarios congelados durante años y sus beneficios les han sido retirados es demasiado pedir.

No hay interés en ayudar a una universidad que una familia clama controlar. Nadie dará nada para aumentar el poder de los Jenkins. El hecho de que los terrenos y los edificios fueron robados de la universidad y ahora son controlados por la fundación de la familia significa que la universidad no tiene activos para asegurar colegiaturas pagadas en adelantado o los beneficios del retiro de profesores y personal en los años que vienen. Las deudas que ahora rebasan los 20 millones de dólares, lo que significa que de esta manera la universidad está técnicamente en bancarota.

Anónimo dijo...

Fue muy tonto, incluso infantil el que Romero haya autorizado ruedas de prensa implicando que hubo un triunfo en New Orleans. Le dió a sus enemigos un arma para usar. No hubo triunfo. La universidad fue degradada del status de advertencia al de periodo de prueba, el paso final antes de perder la acreditación. A Romero se le dijo en enero que comenzaría más investigación sobre los problemas de la universidad.

El resultado de las ruedas de prensa era convencer más a todo de que Romero y sus empleadores, los Jenkins, no son honestos ni sinceros. Quedan preguntas acerca de la habilidad de Romero. Cualquiera con inteligencia sabe que sería mucho mejor ser honesto: la universidad está en gran dificultad.

Por más de 50 años la udla puso su éxito en la idea de ser un puente entre EUA y México. La censura, opresión y vigilancia no es parte del trato. Despedir a profesores importantes y personal por sus opiniones no es parte de la cultura académica en EUA. Las alianzas que hicieron a la udla una universidad única han sido destruídas por eventos recientes. Tolerancia a la crítica, incluso crítica molesta y desagradable es parte de la experiencia en la universidad. Las puertas que le dieron a los estudiantes de la udla una ventaja se están cerrando por lo que está pasando.

Si los anuncios de prensa tan falsos son una indicación de la manera en que el siguiente añó será manejado por Romero, entonces los problemas van a ser peores. La chronicle of higher education, como el times of london o el NY times es un periódico que se lee en todo el mundo y tiene enorme credibilidad. La Crónica reportará más sobre lo que suceda. Si Romero intenta de nuevo engañarlos a ellos y a la sacs, podemos esperar una destrucción total de la ya pobre reputación de la universidad.

La universidad son sus graduados, sus profesores, sus estudiantes, sus tradiciones de apertura y libertad, su relación con amigos como tcu y sacs. Demonizar a amigos de cincuenta años ha sido parte de la actual crisis, así como demonizar a exaudlas, profesores y personal de años de lealtad. Aparentemente, todos se equivocan excepto los Jenkins y aquellos a quienes han empleado. El hecho es que los Jenkins no han mostrado liderazgo ni entendimiento. Viene mucho más todavia

Anónimo dijo...

La verdad, como ya renunció Palou, no sé a quién linchar. Aun quedan todos los demás en Administración y todos los decanos, pero ya es aburrido insultarlos o burlarme de ellos. Tal vez estos ocho posts sobre cómo la SACS decidió poner a la UDLA en un estado de pendiente acreditación me animen a seguir profetizando el apocalipsis de la Universidad, porque estoy dispuesto a continuar esta tendencia alarmista irracional, claro, en el nombre de la libertad de expresión. Cuando yo ataco a la UDLA, lo llamo crítica necesaria, y cuando la UDLA responde, OH DIOS ES CENSURA!!!1!

Nunca he pensado que yo formo parte del problema general en la UDLA por estar alentando actitudes intolerantes, necias, convencidas y hasta soberbias, pero eso sí, que gozan de plena libertad de expresión. Después de todo, eso es lo único que importa. La Administración de la UDLA = censura, yo = libre expresión. Es así de simple. Si yo no representara la libertad de expresión, ¿podría hacer chistes sobre la sexualidad de los administradores? Por eso demando que en la UDLA exista una genuina libertad de expresión, y sé que yo tengo razón.

Ahora que lo pienso, también podría comentar esto en otro de los blogs dedicados a la situación de la UDLA, como UDLAdeficiencias o El Coleóptero (hey, es el blog de los catarinos originales y debemos apoyarlos, ¿no?), pero allá no hay tanta información, allá no veo notas de Milenio que dicen que la UDLA no valdrá ni la mitad, ni veo una imagen grande de Palou para soltar bilis a gusto. Total, qué me importan mis clases, mis proyectos, mi aprendizaje, cuando esa Universidad está infectada con el virus del autoritarismo. Ni modo, todos los días saldré de clases, llegaré a mi casa y presumiré mi pobre facultad de lenguaje, debate y reflexión en este blog. Es mi única salida.

En nombre de todos los anónimos, vivan Gerardo, Bill & Ted.

Anónimo dijo...

Al anónimo de las 5:50 A.M

Primero antes que nada te recomiendo que duermas bien. Me queda claro que tus desveladas te tienen al borde de la crisis nerviosa. Bien sabes todo el mal que has creado en la UDLA y tu conciencia te tiene intranquilo. Gracias a Gerardo, los auténticos catarinos, lB & T, los empleados y profesorres que tu y Palou corrieron es que la udla aún tiene posibilidades de subsistir. No quieras defender lo indefendible. En esta vida las cosas caen por su propio peso, cayó Palou, pronto caerás tu y J.C. Jenkins, los únicos destructores de la udla

Anónimo dijo...

alguien sabe q pasa en la udla, acabo de ir y hay despliegue de vigilantes hacia rectoria..

Anónimo dijo...

¿Pues qué va a pasar? ¿Tú has visto algún fin de semestre sin despidos últimamente?

Los polis están cumpliendo con la ya entrañable tradición universitaria de vigilar a los corridos.

Anónimo dijo...

Sí, pero esperemos que esta vez, quien salgan corridos sean las ratas.

Anónimo dijo...

DE PROFESORES DE TIEMPO PARCIAL A "PRESTADORES DE SERVICIO"

La noticia de la salida de Palou tiene una parte positiva desde luego, el que la UDLA no se avergüence más de tenerlo como Rector, pero la parte negativa es que todo el daño que hizo no se podrá reparar fácilmente, especialmente porque la toma de decisiones continúa procediendo de la misma fuente. En este caso no aplica al cien por ciento el dicho que reza "muerto el perro se acaba la rabia". Hay que celebrar su salida, pero hay que reconocer que el señor no tomó las decisiones solo; alguien le tuvo que dar luz verde para hacer todo lo que hizo.
Un asunto que poco se ha dado a conocer es el caso de los profesores de tiempo parcial, recategorizados en la administración de Palou como "prestadores de servicio". So pretexto de que el Seguro Social pretende cobrar cuotas a la UDLA por estos profesores, Recursos Humanos ha ejecutado, por órdenes de nunca se ha sabido bien quién, medidas que han afectado profundamente la situación personal y laboral de estos académicos, que no por ser de tiempo parcial son menos preparados y están menos comprometidos con la institución.
Lo primero que hicieron, como se ha dicho es desconocerlos como profesores y calificarlos como "prestadores de servicio" colocándolos al mismo nivel de un proveedor de gas o agua. Enseguida fue desconocer el derecho adquirido por años de recibir un bono de navidad, hecho que en su momento provocó el despido y amenaza por parte de Luisa Vilar de y a algunos profesores que expresaron su preocupación y consternación. No está de más decir que a partir de esa reacción tan poco ética y solidaria, ni uno más ha querido expresarse o inconformarse por miedo a no ser recontratado. No conforme con eso, ahora todos están restringidos en el número de cursos que deben impartir.
Pero el colmo de todo esto es lo que ahora pretenden hacer: pagarles el próximo semestre que inicia el 7 de enero, en dos partidas, el 15 de marzo y el 15 de mayo. Ninguna razón puede explicar que un profesor que da 3 cursos puede prescindir de su pago quincenal. Una gran parte de la responsabilidad y compromiso académico recae en este tipo de profesores, los tiempos parciales. ¿Por qué darles este trato de cuarta categoría? Lo más lamentable es que NO HAY UNA SOLA AUTORIDAD QUE DE LA CARA PARA HABLAR CON ELLOS.
La administración que llegue a la UDLA tendrá que revisar estos asuntos, reinvindicar el trabajo de sus académicos --ya sean tiempo completo o parcial--, recuperarles el ánimo y la confianza en sus autoridades, resucitar la libertad de cátedra, hacer realidad eso tan mencionado del "pensamiento crítico" porque un alumno no puede hacerlo suyo si sus profesores no lo pueden ejercer debido a una lamentable condición de trabajo. Regresarles sus derechos ganados y aún más, poner en marcha un plan de motivación, integración y reconocimiento a la labor que hacen porque la UDLA y cualquier universidad no es tal sin sus profesores.

Académico

22 de diciembre de 2007 18:53